[ A+ ] / [ A- ]

No habléis mal unos de otros, hermanos. El que habla mal de un hermano, o juzga a un hermano, habla mal de la ley y juzga a la ley. Y si juzgas a la ley no eres cumplidor de la ley, sino su juez. Uno es el legislador y juez: el que puede salvar o perder. Pero tú, ¿quién eres para juzgar al prójimo?

https://apps.idteologia.org/index.php?r=liturgiaDeLasHoras/latinoamerica

#LiturgiaDeLasHoras #Visperas #LecturaBreve #SalterioIII

A %d blogueros les gusta esto: