¿Dónde dejamos nuestro primer amor?

“Conozco tu conducta: tus fatigas y tu paciencia; y que no puedes soportar a los malvados y que pusiste a prueba a los que se llaman apóstoles         sin serlo y descubriste su engaño. Tienes paciencia, y has sufrido por mi nombre sin desfallecer. Pero tengo...