¿Por qué estudiar teología?

¿Por qué estudiar teología?

Siempre me ha gustado la palabra filosofía por su etimología, pues manifiesta un profundo amor por el conocimiento. Y, a veces, me ha parecido fría y dura la palabra teología, pues la siento como un conjunto de conocimientos estáticos que tratan de explicar ciertas verdades. Por eso, a veces, cuando escucho la palabra “filosofía”, pienso en el amor a Dios y a su palabra; pero cuando escucho “teología”, pienso en la razón del hombre intentando dar explicaciones con gran esfuerzo y trabajo.
Sin embargo, curiosamente es al revés. La filosofía suele tener sistemas de pensamiento estrictos, postulados y teorías; doctrinas frías y dignas del razonamiento asiduo; mientras que la teología, manifiesta un profundo amor a Dios y al conocimiento, de manera dinámica, siempre actual, siempre viva.

LA VIDA DA MUCHAS VUELTAS

Para mí es claro que la realidad supera en interés a la ficción. Y a veces, en un período de tiempo muy corto, como lo es un año, uno es testigo de eventos impactantes. Así ha ocurrido con Steve Bannon, personaje controvertido, poderoso, furioso, y figura ya familiar...